Cómo ser una embarazada feliz

Seamos realista: estar embarazada no es tan maravilloso como cuentan. Por supuesto, si ha sido un embarazo buscado, el positivo de la prueba compartido con tu pareja es uno de los momentos más felices de tu vida. Y si ha sido por sorpresa, y decides tenerlo tras tus momentos de incertidumbre ya sea sola o acompañada, acabar por alegrarte también y pensando en lo feliz que serás una vez tengas a tu bebé en tus brazos.

Pero olvídate de pasar nueve meses color de rosa para llegar al sumum de la felicidad tras el parto, teniendo a tu pequeño en tus brazos. El período de gestación es largo, tu cuerpo no dejará de cambiar desde el momento uno, y resulta que todos tus cambios físicos acaban por afectar a tu estado psicológico. Todo es nuevo y desconocido, por mucho que te dejes asesorar por familiares, conocidos y los doctores: una parece entrar en una nueva dimensión, y hay ocasiones en las que es difícil adaptarse.

¿Has pensado en los naúseas y los mareos, los dolores de espalda, las molestias en los senos mientras te crecen de tamaño, y ese vientre que no va a dejar de crecer durante meses y meses? Poco a poco tu estado de euforia ira desapareciendo ante estas molestias que son inevitables, al fin y al cabo. Pero si te digo todo esto no es para amargarte, sino para hacerte comprender que todo lo que hagas por mantenerte en el mejor estado anímico posible, será bienvenido.

Un claro ejemplo de lo que te cuento son los looks de embarazada de Rihanna. La cantante sorprendió con la noticia de su embarazo cuando todos estaban esperando que hablara del lanzamiento de su próximo album. Pero ella se ha centrado en su embarazo, aunque no ha dejado al mundo indiferente: se ha dedicado a pasearse con las indumentarias más rompedoras, mostrando al mundo su barriga que ha ido creciendo con los meses. Vamos, que se ha puesto al mundo por montera, y ha decidido exhibir sus curvas de mujer encinta tanto como le ha sido posible.

Bueno, todos sabemos que Rihanna nunca ha sido una mujer discreta ni mucho menos, así que no te digo específicamente que la imites; solo que imites lo que ella ha intentado hacer. Y es que no hay que escatimar en nada que te haga sentirte feliz y contenta contigo misma, así que mi primer consejo es que visites una tienda premamá. Eres mujer al fin y al cabo, ¿no? Comprar ropa y ponerte lo que más te favorece es algo innato al género femenino, casi igual que la maternidad.

De hecho, ni siquiera hace falta que te destroces los pies pateando la ciudad en busca de una tienda física. ¿Has oído hablar de las tiendas online? Te aseguro que en la red las grandes marcas de ropa para embarazadas tienen su sitio: páginas web llenas de prendas, looks, consejos e indicaciones para que las futuras mamás luzcan y se sientan lo más guapas posible. No tengas miedo de arriesgarte a hacerles una visita, ni tampoco de contactar con ellos a través de su email, chat, teléfono e incluso whatsapp. Sus comerciales suelen ser profesionales y pueden dar solución y respuestas a un montón de tus problemas o dudas.

Las tiendas online para futuras mamás son la solución perfecta para que te veas guapa y favorecida, además de que te aseguras de tener modelos que muy poca gente repetirá. Date el gusto de ser coqueta mientras cargas a tu hijo en tu vientre; porque, como dicen por ahí, antes muerta que sencilla.