La sorpresa de saber que estás embarazada

Un embarazo no deseado es un embarazo que que no se ha planificado, como el embarazo que ocurre cuando no se desean tener hijos o no se desea tener más hijo; o si el embarazo ha sido tardío, o por el contrario ocurrió antes de lo deseado. El concepto de embarazo no deseado ayuda a comprender la fecundidad de las poblaciones y la necesidad insatisfecha de anticoncepción , también conocido como control de la natalidad, y planificación familiar. La mayoría de los embarazos no deseados son el resultado de no usar anticonceptivos o de no usarlos de manera constante o correcta.

Para ayudar a mujeres, hombres y parejas a prevenir o lograr un embarazo, es fundamental conocer sus intenciones de embarazo o plan de vida reproductiva. Un plan de vida reproductiva puede incluir metas personales acerca de quedar embarazada, como si quieren tener más hijos, y el momento y el espaciamiento deseados de esos hijos. Un plan de vida reproductiva puede ayudar a identificar las necesidades de atención de la salud reproductiva que incluyen servicios anticonceptivos, pruebas de embarazo y asesoramiento para ayudar a quedar embarazada o manejar un embarazo con atención prenatal y durante el parto.

A las mujeres que elijan retrasar o prevenir el embarazo se les deben ofrecer servicios anticonceptivos que incluyan:

  • Una gama completa de métodos anticonceptivos aprobados por el Ministerio de Salud
  • Una breve evaluación para identificar los métodos anticonceptivos que son seguros para el/la paciente.
  • Consejería anticonceptiva para ayudar a una paciente a elegir un método anticonceptivo y aprender a usarlo correcta y consistentemente.
  • Suministro de uno o más métodos anticonceptivos seleccionados, preferiblemente en el sitio, pero por remisión si es necesario.

Los servicios de atención médica y salud tienen como objetivo promover la salud de las mujeres (y los hombres) en edad reproductiva antes de concebir un hijo y, por lo tanto, ayudar a reducir los resultados adversos relacionados con el embarazo, como bajo peso al nacer, parto prematuro y mortalidad infantil. Además, los servicios de salud antes de la concepción pueden mejorar la salud y el bienestar de una mujer, independientemente de sus intenciones de tener hijos.

Las mujeres en edad reproductiva pueden tomar decisiones sobre su salud y atención médica que las ayuden a mantenerse saludables y, si eligen quedar embarazadas, tener un bebé saludable. Adoptar comportamientos saludables es el primer paso que las mujeres pueden dar para prepararse para el embarazo más saludable posible.

El embarazo no deseado se asocia con un mayor riesgo de problemas para la madre y el bebé. Si la mamá no planeaba quedar embarazada, puede tener comportamientos poco saludables o retrasar la atención médica durante el embarazo, lo que podría afectar la salud del bebé.