Embarazo de alto riesgo - Embarazo inesperado



Embarazo de alto riesgo

Embarazo de alto riesgo

Category : Sin categoría

un riesgo es la posibilidad de que se produzca un contratiempo o una desgracia, de que alguien o algo sufra perjuicio o daño. Como cuando en una vivienda con una mala cerradura corre el riesgo de ser robada y para remediar la situación se amerita que un cerrajero instales una cerradura segura.

Un embarazo de alto riesgo es aquel que tiene más posibilidades de complicaciones, tanto desde el punto de vista de la madre como para el bebé y, por tanto, el control previo durante la gestación, el parto y puerperio, han de ser más completos, evitando cualquier posible riesgo.

Sólo un 10% de los embarazos se consideran de alto riesgo, aunque no hay un acuerdo unánime sobre cuáles deben ser considerados como tal, ya que las causas que provocan un embarazo de alto riesgo son muy variables

Cómo se detecta un embarazo de alto riesgo

En la consulta preconcepcional (previa a la búsqueda de embarazo), o en la primera visita como gestante. El ginecólogo deberá conocer el historial médico completo de la mujer, y le hará las pruebas médicas y preguntas encaminadas a descubrir si es un embarazo de alto riesgo, las pruebas habituales son análisis de sangre, de orina u otras muestras biológicas, estudios genéticos, pruebas de imagen.         Las causas que provocan un embarazo de alto riesgo son muy variables y pueden darse antes de la concepción o durante el periodo de gestación. Por lo general, solo un 10% de los embarazos se consideran de alto riesgo.

Causas de un embarazo de alto riesgo

Las causas van desde las anomalías congénitas y los problemas sociales hasta la edad de la madre. Por lo general, las diez causas más habituales de este tipo de embarazo son: Anemia, Hepatitis, Diabetes pregestacional y gestacional, Toxoplasmosis, Obesidad mórbida, Eclampsia y preeclampsia, Amenaza de parto prematuro, Alcoholismo, tabaquismo y drogadicción, Edad materna inferior a 18 o superior a 40 años, Embarazos múltiples

Diagnóstico de un embarazo de alto riesgo

Una gestación de alto riesgo puede diagnosticarse si aparece un problema médico como hemorragias, dolor anómalo, hipertensión o diabetes gestacional. Será muy importante también para el diagnóstico el historial médico de la madre y sus antecedentes.

Qué hacer cuando se tiene un embarazo de alto riesgo

La mejor manera de llevar un embarazo de riesgo de una forma saludable es llevar una alimentación equilibrada, hacer ejercicio de manera controlada y regular, y evitar el consumo de tabaco y alcohol.

De la misma manera se deben seguir al pie de la letra las instrucciones médicas, guardar los reposos que el medico considere pertinente, tanto la mujer como el bebé deben someterse a un control más completo, para evitar más complicaciones. El tratamiento dependerá de la razón por la que el embarazo fue considerado por el médico como de alto riesgo. De un modo general, el médico hará ajustes en tu estilo de vida, en tus tareas cotidianas, en tu alimentación, etc. Habrá casos en que se necesitará el empleo de medicamentos.


Suscríbete






error: Content is protected !!